¿Cuanto cuesta en un traje de carnaval de Tlaxcala?

El carnaval en el estado de Tlaxcala se celebra el domingo, lunes y martes anteriores al miércoles de ceniza en diferentes municipios, donde la riqueza en danzas, música y vestuarios reflejan la historia, costumbres y tradiciones de cada pueblo.

Las danzas de carnaval las ejecutan bailarines llamados huehues, quienes en conjunto integran una camada para realizar las más variadas coreografías, lo que aunado a su vestuario muy peculiar, ofrece una característica especial a las festividades que se realizan en Tlaxcala en comparación con el resto del país.

Las danzas y trajes más representativos del estado son loscharros de Papalotla, Mazatecochco, San Pablo del Monte, Tepeyanco y de la localidad de Acuitlapilco –municipio de Tlaxcala–; loschivarrudos de Zacatelco; loscatrines de Amaxac de Guerrero, Contla de Juan Cuamatzi, Panotla y Santa Cruz Tlaxcala; lascuadrillas de Apetatitlán, Cuaxomulco y Tzompantepec, así como de las localidades de Santa Anita Huiloac –de Apizaco–, Tizatlán –de Tlaxcala–, Santa María Atlihuetzía, San Francisco Tlacuilohcan y Ocotoxco –de Yauhquemehcan–; lascintasde los cuchillos en la comunidad de Toluca de Guadalupe, de Terrenate; y la obra del Rapto de la Hija del Corregidor de Santa María Natívitas.

La palabra carnaval significa fiestas de la carne o despido de las fiestas de la carne, pero en Tlaxcala no se soslaya el origen indígena y por ello esta celebración se realiza de una manera muy peculiar con bailes o danzas que evocan las celebraciones prehispánicas, que con el transcurso del tiempo han sufrido una transformación.

El carnaval de Tlaxcala tiene como uno de sus orígenes la multiplicación de haciendas durante los siglos XVII y XVIII, cuyos dueños, de origen español, añoraban su vida de lujos europeos y por eso constantemente organizaban grandes fiestas a las que no tenían acceso los peones o indios que trabajan para ellos.

Como respuesta, éstos realizaban fiestas en calles y plazuelas en sus días de asueto, en las que imitaban a sus patrones satirizando su música, forma de vestir y de hablar, su vida burguesa y refinamiento europeo.

Loscharros de Papalotla

Aunque en nuestro estado hay un sinnúmero de camadas y actualmente varios municipios organizan sus fiestas de carnaval, loscharros de Papalotla están en desacuerdo con que sus danzas y vestimenta se generalicen, pues aseguran que sus representaciones tienen cultura y tradiciones propias, a tal grado que afirman que el carnaval en Tlaxcala tiene su origen en este lugar.

El profesor Elías Muñoz Lara expone que las danzas de loscharros de Papalotla tienen un origen prehispánico y que está ligado a la religión politeísta de quienes habitaron ese lugar antes de la llegada de los españoles.

“Nuestros antepasados tenían la costumbre de hacer el pedimento del agua a la Matlacuéyetl, quien tenía como esposo a Tláloc. Por eso, en tiempo se sequía subían a la montaña –La Malinche– a pedir a los dioses que tuvieran agua para el ciclo agrícola, lo cual ocurría terminando el invierno o a principio de la primavera”, narra Elías Muñoz. A esta temporada le denominaban Atltepehilhuitl (fiesta en el cerro por agua).

Sin embargo, con la llegada de los españoles a estas tierras, éstos desaparecen los elementos naturales y sociales del Atltepehilhuitl, e imponen sus costumbres y festividades. “Por eso el inicio del carnaval es la evangelización de los pueblos”, enfatiza.

El muralista tlaxcalteca desaparecido, Desiderio Hernández Xochititozin realizó un collage en el que muestra la relación de los indígenas con la Matlalcuéyetl, la culebra y el agua.

En esa obra aparece una muñeca que representa a la montaña y el elemento más importante es la culebra por ser de gran relevancia en la cultura prehispánica.

Por su parte, el antropólogo Óscar Montiel explica, a su vez, que el traje de los huehues de Papalotla es de un charro que en su capa representa a la madre naturaleza, a través del bordado de rosas y la costura de lentejuelas y chaquira que simbolizan las gotas de la lluvia y los manantiales. Mientras que el látigo representa una culebra (coatl o cuarta).

“Los charros son guerreros tlaxcaltecas transformados a la modernidad, al carnaval, porque el carnaval es una burla a los españoles”, asegura el profesor Elías Muñoz.

Por su lado, Víctor Antonio Pérez Lima apunta que las plumas del penacho o plumerón simbolizan las nubes y las danzas de las camadas representan los valses del siglo XVIII de los franceses. “Es una sátira a su forma de bailar y de vestirse por la represión de la que fueron objeto los peones de aquellos tiempos”.

El traje del charro de Papalotla tiene un costo promedio de 20 mil pesos a 40 mil pesos ; el paño o capa lleva rosas bordadas a mano y terminado con lentejuelas y chaquira, lo que representa un costo es de 13 mil pesos promedio.

El penacho o plumerón tiene un costo de 3 mil 500 pesos; la máscara, 2 mil 500 pesos; la cuarta o látigo, 200 o 300 pesos, el chaleco, pantalón y camisa, 600 pesos y las botas mil 300 pesos.

Seguramente te interesará esto

Este Fin de Semana se celebró el “Festival Gastronómico de Tlaxcala”

Ricardo Muñoz Zurita; Presente en el Festival Gastronómico de Tlaxcala.

El Chef Alan Sánchez en el Festival Gastronómico de Tlaxcala

Festival Gastronómico de Tlaxcala 2019