La historia sobre el hacker más temido de EU; ¿encontró aliens?

Gary McKinnon consiguió introducirse en las redes de la NASA, el Ejército, la Marina, el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea estadounidense, logrando entrar por completo en la red informática del Pentágono

Gary McKinnon, también conocido como “SOLO” nació en febrero de 1966. Con tan sólo 17 años dejó el colegio y comenzó a trabajar en una peluquería. 

Sin embargo, todo cambió en la década de los 90s, cuando descubrió que  podía vivir de su pasión.

Desde que tuvo su primer computadora a la edad de 14 años, la informática formó parte de su vida. Gary se matriculó en un curso y consiguió la titulación necesaria para trabajar como administrador de redes, pero luego de un tiempo decidió abandonarlo.

En el año 2001 empezó a ser conocido en internet con el apodo de ‘Solo’.  De esa forma, en solitario y desde su casa, llevó a cabo la mayoría de sus ataques.  Sin embargo, su primer error fue ignorar uno de las reglas principales de un hacker: NUNCA hagas nada ilegal desde casa.

‘Solo’ no usó computadoras carísimas, sólo su conocimiento para introducirse en complejos sistemas militares.

Su modus operandi consistía en utilizar un “script Perl” que buscaba contraseñas que tuvieran cero caracteres, o dicho de otra forma, ordenadores en los que la contraseña por defecto no había sido cambiada.

Sus hackeos subieron de nivel y por un año  consiguió introducirse en las redes de la NASA, el Ejército, la Marina, el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea estadounidense, logrando entrar por completo en la red informática del Pentágono. Dicha red, considerada una de las más seguras del mundo, soporta más de 25.000 ataques informáticos al año.  

¿QUÉ HIZO CON TANTA INFORMACIÓN?

Gary ‘crackeó’ los sistemas militares: robó contraseñas, eliminó 1.300 cuentas de usuario y dejó la red informática de Defensa fuera de servicio durante casi una semana.

Los archivos altamente cifrados tenían datos y ubicación de una nave espacial estrellada en la tierra hace años. Según lo que encontró, el gobierno se encargó de ‘limpiar la escena’ y llevársela para poder realizarle ‘ingeniería inversa’.  

También asegura que encontró datos a los que llamó “el santo grial de la generación de energía libre y limpia” es decir una tecnología extraterrestre la cual ayudaría a obtener energía de formas que no contaminen el planeta, técnicamente de ser cierto ésto, hundiría a la industria del petróleo, energía nuclear, entre otras.

Otra de las cosas que reveló fue que los militares norteamericanos habían conseguido fabricar un sistema de propulsión antigravedad utilizando material  de naves extraterrestres.  

SI ERA TAN BUENO ENTONCES, ¿QUÉ PASÓ? 

En marzo de 2002, debido a un error que cometió en los horarios, entró a una de las computadoras estadounidenses y se dieron cuenta que el cursor se movía solo.

Así dieron con su paradero. A partir de éste evento, comenzó una guerra legal, la cual pedía la extradición de Gary McKinnon a Estados Unidos, ya que allí podría obtener la pena de 60 a 80 años de prisión.

Sin embargo, él se encontraba en Gran Bretaña país que hasta ese momento no tenía ninguna ley de extradición que favoreciera a los estadunidenses. 

Por su condición de depresión sumado a su asperger se dijo: “podría suicidarse en la primera oportunidad que tuviera y eso no es lo que los derechos humanos protege”, por lo cual McKinnon no fue entregado al gobierno de Estados Unidos ni procesado en UK, ya que también se alegó que la evidencia se encontraba en el país americano y no en Gran Bretaña.

Gary hoy en dia tiene 54 años y sigue asegurando que no es un terrorista, ya que su único objetivo siempre fue  “encontrar información clasificada sobre OVNIs de la NASA, y energías alternativas”.